5 de Febrero Poniente 101-A, San Felipe Hueyotlipan, Puebla.
+22 2291 8363
contactopuebla@sidico.com.mx

¿Qué es y qué no es la propuesta de reforma al SAR?

¿Qué es y qué no es la propuesta de reforma al SAR?

Redacción \ El Economista

Es cierto que la propuesta de reforma presentada hace algunos días no abarca a todos los trabajadores formales de México y tampoco a los miles de trabajadores y trabajadoras que laboran de manera informal. Desafortunadamente, nuestro sistema pensionario está fragmentado y reformarlo todo a la vez es básicamente imposible. Sin embargo, esto no debe convertirse en un menosprecio sobre la importancia que tiene para el segmento más grande de trabajadores formales en este país, los afiliados al IMSS.

Uno de los logros más importantes de lo planteado es que el número de personas que tendrá derecho a por lo menos la Pensión Mínima Garantizada pasa de 34 a 82 por ciento. Es decir, de los trabajadores que se jubilarán bajo el régimen de la ley 97, ocho de cada diez podrán contar con una pensión.

Lo anterior se logrará al reducir el requisito de cotización de 1,200 a 750 semanas que, posteriormente, en un lapso de 10 años, se ubicará en 1,000 semanas. Esta gran reducción inicial busca no dejar a nadie atrás e incluir en los beneficios a los trabajadores que están próximos a jubilarse y que no verán, reflejado en su saldo de ahorro, el incremento porcentual de las aportaciones obligatorias.

También es cierto que la propuesta aumenta la aportación al ahorro de cada uno de los trabajadores, de tal forma que al final de nuestra vida laboral, podamos tener un mayor monto de ahorro y alcanzar una mejor pensión. Este incremento no se da aumentando la aportación obligatoria por parte de los trabajadores, el incremento se hará con mayores aportaciones por parte de sus empleadores y, en el caso de los de menores ingresos, con un mayor apoyo por parte del gobierno.

Con lo propuesto se garantiza que los recursos públicos que ya se erogan hoy se utilicen de manera más equitativa, compensando –con gasto público—a los trabajadores de menores ingresos, maximizando el potencial para la generación de bienestar. El gobierno dejará de otorgar un subsidio mayor a los trabajadores de mayores ingresos para redistribuir su gasto entre los que menos ganan, evitando así que se otorgue un subsidio mayor a los trabajadores de mayores ingresos y apoyará a las pymes al no incrementar en forma considerable su carga laboral.

Con la construcción más justa del Sistema de Ahorro para el Retiro basado en cuentas individuales, México avanza en la dirección correcta para mejorar las condiciones laborales y de jubilación para sus trabajadores, al mismo tiempo que mantiene un sistema justo para garantizar la propiedad y correcta administración de los recursos de los trabajadores y contribuye al desarrollo de su industria, su infraestructura y su sistema financiero mediante la construcción de un importante ahorro interno de largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat